miércoles, 6 de febrero de 2013

Patriota Ibérico

Casi no me acordaba de que tenía un bloc. Bueno, sí, me acordaba, pero es que estoy tan ajetreado con mi nuevo libro que, la verdad, no tengo tiempo para dedicar a este pobre rinconcito del espacio electrónico que espera que yo le envíe mis pensamientos por medio de impulsos electrónicos.
Rondaron y nacieron algunas ideas en mi cabeza, pero era meramente hablar de política. Como usted verá, en este bloc no existe la etiqueta "Política", pues daría mucho de sí. Este ha sido el caso. El panorama político español ha dado tantos giros en tan poco tiempo que cada día nacería una nueva entrada con diversidad de opiniones en cualquier cabeza de cualquier ciudadano de este absurdo mundo. Aburrido por completo; para eso ya están los diarios y tvs. 
En cambio, si puedo hablarles de una especie que está desapareciendo rápidamente en la península ibérica y que es algo alarmante. Aunque el "macho hispánico", tanto como marca española de aquel hombre peludo, chaparro y fuerte de temperamento -como Alfredo Landa, vamos- que por lo visto, las guiris -inglesas, francesas y alemanas-  venían buscando para encontrar el placer que los normandos o anglosajones o los misies franchutes no les daban,


o tanto como la cabra que circula por nuestros montes, ya han desaparecido -los primeros ahora son altos, delgados y sin un puto pelo, o como las segundas que están a punto de perderse por las montañas para que nadie las encuentre y así perpetuar la especie-, hay una nueva especie que algunos creen que ha desaparecido por completo. Se llama: PATRIOTA IBÉRICO.

Antes de nada quiero que ustedes sepan la definición que en RAE se le asigna al sustantivo PATRIOTA: Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.
Entonces, desde aquí, se entiende como aquella persona que paga sus impuestos, no estafa al prójimo, no evade capitales al extranjero para así procurar el bien de su país y no se nacionaliza en otro país para pagar memos. ¡Eso es un patriota con dos cojones!
Ojo!! Cuidado!!! No confundamos patriotismo con nacionalismo. El nacionalismo, según el RAE, tiene tres posibles definiciones: 1. Apego de los naturales de una nación a ella y a cuanto le pertenece.2. Ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas. 3. Aspiración o tendencia de un pueblo o raza a tener una cierta independencia en sus órganos rectores. 
Tanto me da que usted sea nacionalista español, vasco o catalán, como de Deltebre -les recuerdo que se separaron de Tortosa, pero no por eso no son patriotas-.

Por lo visto, el ADN de dicha especie sólo se reproduce en algunos sujetos que formamos nuestra población. En cambio, en otros, su información genética lo rechaza, o transforma a la persona en lo que nombraremos como el ANTI PATRIOTA IBÉRICO -de ahora en adelante ANTI PI- según parece una vez dicha persona llega a un estatus social diferente al resto de la población.
En cambio, hay algunos o algunas que dicen que -recordarán el mensaje que nos aportó una botella, vacía de ideas y verborrea, perdida en la fuente de la Cibeles- una parte de dicha población ANTI PI es un ejemplo extraído de lo que formamos el territorio ibérico justificando que no se produce una transformación genética sino que todos lo llevamos dentro y lo mostramos según dónde estemos o según quién somos. ¡Coño! Si hasta la monarquía está falta de patriotismo,  son de sangre azul y diferentes a nosotros!

Bueno, puede ser que lo que aportó el envase de vidrio tenía razón. ¿Quién no se ha perdido alguna vez? -nombre que le doy al bloc-. ¿Quién, alguna vez, no ha robado aunque sea una naranja de un huerto? ¿Quién no le quitó dinero al monedero de su madre? -¡¡¡Usted no, claro!!!- Posiblemente tenga razón. Ladrones, lo hemos sido todos, pero patriotas, unos cuantos. Si no, vean la tele.
Para que las cabras no se vayan al monte se les hace un cercado. Para que un virus no se reproduzca, previamente se vacuna al individuo. ¿Qué hacemos para que no se propague el ANTI PI? ¿Confiamos en la justicia? -lo dejo en el aire-. ¡¡¡¡Ahhhh, entonces sale la dichosilla palabra PRESCRIPCIÓN!!!! O... o..., ¿cómo se llama? Ah, sí: AFORADO. Normalmente dichas palabras no abandonan al ANTI PI, ni al GRAN ESTAFADOR, ni al GRAN DELINCUENTE.

Reaccionemos, coño, que parecemos bobos!!! Nombrar PERSONA NO GRATA al individuo que se nacionaliza en otro país para no pagar impuestos sería un previo paso para luego putearle hasta hacerle aborrecer su nueva nacionalidad, si es que quiere volver a venir aquí a ver a sus paisanos cómo mantienen el estado mientras él o ella pasa de todo. Hacerle entender el mensaje de que: "si te nacionalizas en otros país y pagas allí, eres de otro país. No vuelvas aquí". Pero claro, como las leyes las hacen ellos, normalmente los ANTI PI, pues ¿cómo cojones van hacer una LEY que vaya en su contra? Sería de burros.

Les diré, aunque al final les parezca mentira, que las estadísticas fallan y hay un 90% de dicha especie que está poblando nuestro territorio y que el otro 10% lo forma un grupo selecto del país que no se les consta en la sangre evidente signo alguno de PATRIOTISMO.
Ese 10% muchas veces alardea de ser español, cumplir con su deber y pagar sus impuestos. ¡Oiga colega, que nosotros también pagamos!

No se trata de eso. Realmente ser PATRIOTA es procurar el bien de tu nación, comunidad, pueblo o casa. ¿O es que un padre o una madre de familia no es el/la patriota de la casa? Que no lo sea y verá qué le pasa. Pues lo mismo con todo un conjunto de sociedad. Se va todo al garete y tenemos que cerrar el chiringuito, que es como nos va.

El PATRIOTISMO es encerrar a los delincuentes hasta que cumplan su pena; no evadir inmensos capitales para que cundan más en otro sitio; no hacer trucos legales para no pagar impuestos; no usar coches oficiales cuando tenemos el nuestro; no cobrar dietas ni hospedaje cuando tenemos nuestro propio piso a dos calles del lugar de trabajo; no despilfarrar el dinero de los contribuyentes en chorradas que después no sirven para nada. Hacer actos que lleven a la sociedad hacia adelante sí es un acto patriótico y no eso que he mencionado.

Hecho de menos a Mel Gibson en su papel en la película, PATRIOTA. A los chungos encerrados en la prisión que menciona Perez-Reverte en su libro "Un día de cólera" los cuales, ante la llegada de las fuerzas napoleónicas y después de ser liberados de los barrotes que los detenían, salieron por Madrid, mataron a unos cuantos franchutes y luego regresaron a la prisión porque aún no había pagado su pena. !Eso si fue un acto de patriotismo señoras y señores!

En fin, podría nombrarles un montón de cosas que también se imputan a un patriota y usted me diría que ya las hace: cantar el himno nacional, poner la bandera en la ventana, besar la foto del rey o la del alcalde de su pueblo, etc. Correcto. Es que el ANTI PI, como ya le he dicho, se fabrica, trabaja y vive en otro mundo ajeno al resto de los normales y por eso se reproduce allí. Es un sujeto diferente al resto de la sociedad que también pone la banderita, dice ser nacionalista y yo que sé, pero no procura el bien de su país y la sociedad que vive en él. 

Para que usted no caiga en sus poderosas manos, ya sabe qué tiene que hacer: altas dosis de PATRIOTISMO, no mezclarse con grupos contagiados y señalarlos cuando los vean para que otros sepamos quienes son. El resto del mundo se lo agradecerá ya que estará ayudando a que dicha especie, el PATRIOTA IBÉRICO, no desaparezca lenta y paulatinamente.