martes, 18 de junio de 2013

Amputació d'un membre.



Senyores i senyors, m’han tallat lo moixó!!! Si, si, aquella cosa lletxa i arrugada que penja flàccida i morta entre les cames, comparada alguns cops amb el nas d’algun, que sols s’aixeca quan s’anima o és animada i baixa un cop acabada la faena. Si home..., o dona millor dit, aquella cosa que és coneguda per tants i tants noms catalans i castellans com boques hi ha per a dir-los: la titola -la tita per als xiquets-, la polla, lo penis, la fava, lo capgròs, lo germanet, lo nano, lo “nabo”, lo “rabo”, la pixa, lo calb, el terror de les nenes, lo pirulí, lo cogombre, “Black & Decker”, la “tranca”, la “minga”, lo “cipote”, la verga, lo plàtan, lo fal.lus, lo tort, lo “terminator”, lo xicotet, la tercera cama, el pal, la trompa –segons llargària-, el moixó... Encara en voleu més per a saber de què parlo??? Aquella cosa que alegra a més d’una; a més d’una la fa embogir; alguna en té vàries que li ronden entre les cames, i més d’una pagaria i mataria per tenir la més grossa entre les seves mans. Ep!!! I alguna se la menjaria sense cap mirament si no fora perquè el seu propietari sempre té un ull i casi tots els sentits en alerta para dir-li: això es xucla, però no es menja. Ara, ja sabeu de què parlo. El que no sabeu és com va ser la desgraciada pèrdua. Perquè això no vol perdreu ningú!!! Si no, pregunteu-li a les dones. Bé, no a totes. Ni ha que la volen perdre de vista pel fastig que li fa el penjoll aquell envoltat de pèl que pareix la columna vertebral d’un sac de boles que l’acompanya i que s’empalma, furiós, marcant vena i múscul advertint el preludi d’alguna cosa que elles ja coneixen com s’acabarà. N’hi ha que no la volen ni veure degut a la seva simbologia i a les seves creences. I, n’hi ha, que com no n’han vist mai cap, diuen que elles “passen”, que ja estan bé com estan i qui vulgui una estona de plaer, que se la sacsi. Què hem de fer!!! No saben lo que es perden.
I de pèrdua parlaré. Vaig a la penosa història de la pèrdua més lamentable que he tingut en ma vida.
La nit era boja. Conegué a una noia que el seus ulls em deien que em devorarien les íntimes part que estan amagades i que, com he dit abans, un protegeix amb tots els seus esforços.
Discoteca, ballarugues, beguda de la bona i... al final, morrejades boges amb lluita de llengües. No sé qui va guanyar però al cap d’una estona estàvem a casa d’ella, despullats, i fen coses que no vos podeu imaginar. Li agradava fer aquella cosa que vulgarment s’anomena sexe. Jo, més bé, diria art. Fins i tot, va voler jugar. Corria darrera ella amb el membre “ert com un tito” mirant aquelles galtes d’un cul voluptuós que em provocava, que em cridava, que m’animava a agafar-lo i fer-lo malbé fins que un estrany soroll, fora dels provocats per la mateixa persecució, crits i exclamacions, va irrompre aquella cacera. Ho vaig identificar com sorolls de claus obrint una porta. Mirà jo cap allà, i de cop vaig veure el cos d’un fornit mascle de mandíbula marcada, cap rapat i cèrcol platejat que penjava del seu nas. «Ai, mare!!!», em digué. Em veure’m tal i com ma mare en va portar al món, els seu ulls s’obriren i es tornaren d’un roig infernal. Li sortia baba per la boca de la ràbia i crec que també li sortia fum del cap. Llançà tot lo que portava a les mans amb un únic objectiu: agafar-me. Para què, ja vos ho podeu imaginar. M’estava tirant a la seva dona, núvia o lo que fos en aquells moments. «Collons!!!», vaig exclamar en veure aquell bou –mai més ben dit- que venia cap a mi amb clares intencions de fotre’m d’hòsties fins al carnet d’identitat. «Au, mano, que ve a per tu!!!» L’única opció de fugida, la tapava ell feia uns instants. Em tenia que dirigir cap allí. Corrents –ara era ell qui m’acaçava-, fem un cercle de tres-cents seixanta graus, fins que trencà pel dret, saltant pel sofà i, quan jo anava a sortir per la porta, victoriós, es llançà i s’agafà a l’única cosa que encara penjava recta com un junc. Tenia totes les de perdre, estava clar. Em vaig agafar als bastiments de la porta, sense fer molta força clar, i vaig tirar cap a fora intentant fugir, intentant que el soltés, el meu membre viril, agafat per les seves rasposes mans. Trobo que es va fer més llarg del que ja era –els qui el coneixien, íntims amics meus, clar, el van batejar com “la mànega”, pel llarg i gros que era-. Jo, vaig bramar del dolor, i el fill de puta aquell, s’adonà que tenia una opció per a la venjança. Agafà amb la mà lliure la porta i la tancà amb tota la ràbia que portava dintre. Recordo un soroll sec esmorteït per alguna cosa esponjosa i un crit esgarrifós que sortí de la meva boca.  Aquell moixonot va volar cap un altre lloc allunyant-se del seu niu, deixant els dos ous sense la seva escalfor, vigilància i protecció. Tingueren la decència de cridar l’ambulància, suposo que per insistència d’ella i una mica de compassió d’ell –tot home sap lo que pot ser perdre la titola-, sinó hauria mort dessagnat.
Així el vaig perdre i així vos ho dic, per llevar-vos fosques intencions, de fer-ho en dones casades, si és que les teniu. Abans, pregunteu el seu estat i, si no ho teniu clar, deixeu-ho anar que n’hi ha moltes, de bones i llustroses, i que segur no vos costarà, tenir una relació amb elles, l’amputació d’un membre.

lunes, 10 de junio de 2013

Errores Fundamentales.



Era una persona que, durante su vida, intentó hacer demasiadas cosas sin encontrar el éxito. Construyó un avión sin alas, y nunca voló. En la construcción naval hizo una barco con un gran agujero en su quilla y cuando lo botó se hundió. Montó una locomotora de tren sin ruedas, y nunca arrastró ningún vagón. Intentó construir una casa comenzando por el tejado, y nunca la edificó. Se casó con otra persona sin amarla, y nunca fue feliz. Se compró tierras para labrar, tiró las semillas encima de la tierra y esperó, y nunca brotó ninguna planta.
Harta de tantos fracasos, un día se sentó y se puso a meditar intentando encontrar  la respuesta a su única pregunta: ¿Qué era lo que fallaba?
Nunca encontró la respuesta.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Patriota Ibérico

Casi no me acordaba de que tenía un bloc. Bueno, sí, me acordaba, pero es que estoy tan ajetreado con mi nuevo libro que, la verdad, no tengo tiempo para dedicar a este pobre rinconcito del espacio electrónico que espera que yo le envíe mis pensamientos por medio de impulsos electrónicos.
Rondaron y nacieron algunas ideas en mi cabeza, pero era meramente hablar de política. Como usted verá, en este bloc no existe la etiqueta "Política", pues daría mucho de sí. Este ha sido el caso. El panorama político español ha dado tantos giros en tan poco tiempo que cada día nacería una nueva entrada con diversidad de opiniones en cualquier cabeza de cualquier ciudadano de este absurdo mundo. Aburrido por completo; para eso ya están los diarios y tvs. 
En cambio, si puedo hablarles de una especie que está desapareciendo rápidamente en la península ibérica y que es algo alarmante. Aunque el "macho hispánico", tanto como marca española de aquel hombre peludo, chaparro y fuerte de temperamento -como Alfredo Landa, vamos- que por lo visto, las guiris -inglesas, francesas y alemanas-  venían buscando para encontrar el placer que los normandos o anglosajones o los misies franchutes no les daban,


o tanto como la cabra que circula por nuestros montes, ya han desaparecido -los primeros ahora son altos, delgados y sin un puto pelo, o como las segundas que están a punto de perderse por las montañas para que nadie las encuentre y así perpetuar la especie-, hay una nueva especie que algunos creen que ha desaparecido por completo. Se llama: PATRIOTA IBÉRICO.

Antes de nada quiero que ustedes sepan la definición que en RAE se le asigna al sustantivo PATRIOTA: Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.
Entonces, desde aquí, se entiende como aquella persona que paga sus impuestos, no estafa al prójimo, no evade capitales al extranjero para así procurar el bien de su país y no se nacionaliza en otro país para pagar memos. ¡Eso es un patriota con dos cojones!
Ojo!! Cuidado!!! No confundamos patriotismo con nacionalismo. El nacionalismo, según el RAE, tiene tres posibles definiciones: 1. Apego de los naturales de una nación a ella y a cuanto le pertenece.2. Ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas. 3. Aspiración o tendencia de un pueblo o raza a tener una cierta independencia en sus órganos rectores. 
Tanto me da que usted sea nacionalista español, vasco o catalán, como de Deltebre -les recuerdo que se separaron de Tortosa, pero no por eso no son patriotas-.

Por lo visto, el ADN de dicha especie sólo se reproduce en algunos sujetos que formamos nuestra población. En cambio, en otros, su información genética lo rechaza, o transforma a la persona en lo que nombraremos como el ANTI PATRIOTA IBÉRICO -de ahora en adelante ANTI PI- según parece una vez dicha persona llega a un estatus social diferente al resto de la población.
En cambio, hay algunos o algunas que dicen que -recordarán el mensaje que nos aportó una botella, vacía de ideas y verborrea, perdida en la fuente de la Cibeles- una parte de dicha población ANTI PI es un ejemplo extraído de lo que formamos el territorio ibérico justificando que no se produce una transformación genética sino que todos lo llevamos dentro y lo mostramos según dónde estemos o según quién somos. ¡Coño! Si hasta la monarquía está falta de patriotismo,  son de sangre azul y diferentes a nosotros!

Bueno, puede ser que lo que aportó el envase de vidrio tenía razón. ¿Quién no se ha perdido alguna vez? -nombre que le doy al bloc-. ¿Quién, alguna vez, no ha robado aunque sea una naranja de un huerto? ¿Quién no le quitó dinero al monedero de su madre? -¡¡¡Usted no, claro!!!- Posiblemente tenga razón. Ladrones, lo hemos sido todos, pero patriotas, unos cuantos. Si no, vean la tele.
Para que las cabras no se vayan al monte se les hace un cercado. Para que un virus no se reproduzca, previamente se vacuna al individuo. ¿Qué hacemos para que no se propague el ANTI PI? ¿Confiamos en la justicia? -lo dejo en el aire-. ¡¡¡¡Ahhhh, entonces sale la dichosilla palabra PRESCRIPCIÓN!!!! O... o..., ¿cómo se llama? Ah, sí: AFORADO. Normalmente dichas palabras no abandonan al ANTI PI, ni al GRAN ESTAFADOR, ni al GRAN DELINCUENTE.

Reaccionemos, coño, que parecemos bobos!!! Nombrar PERSONA NO GRATA al individuo que se nacionaliza en otro país para no pagar impuestos sería un previo paso para luego putearle hasta hacerle aborrecer su nueva nacionalidad, si es que quiere volver a venir aquí a ver a sus paisanos cómo mantienen el estado mientras él o ella pasa de todo. Hacerle entender el mensaje de que: "si te nacionalizas en otros país y pagas allí, eres de otro país. No vuelvas aquí". Pero claro, como las leyes las hacen ellos, normalmente los ANTI PI, pues ¿cómo cojones van hacer una LEY que vaya en su contra? Sería de burros.

Les diré, aunque al final les parezca mentira, que las estadísticas fallan y hay un 90% de dicha especie que está poblando nuestro territorio y que el otro 10% lo forma un grupo selecto del país que no se les consta en la sangre evidente signo alguno de PATRIOTISMO.
Ese 10% muchas veces alardea de ser español, cumplir con su deber y pagar sus impuestos. ¡Oiga colega, que nosotros también pagamos!

No se trata de eso. Realmente ser PATRIOTA es procurar el bien de tu nación, comunidad, pueblo o casa. ¿O es que un padre o una madre de familia no es el/la patriota de la casa? Que no lo sea y verá qué le pasa. Pues lo mismo con todo un conjunto de sociedad. Se va todo al garete y tenemos que cerrar el chiringuito, que es como nos va.

El PATRIOTISMO es encerrar a los delincuentes hasta que cumplan su pena; no evadir inmensos capitales para que cundan más en otro sitio; no hacer trucos legales para no pagar impuestos; no usar coches oficiales cuando tenemos el nuestro; no cobrar dietas ni hospedaje cuando tenemos nuestro propio piso a dos calles del lugar de trabajo; no despilfarrar el dinero de los contribuyentes en chorradas que después no sirven para nada. Hacer actos que lleven a la sociedad hacia adelante sí es un acto patriótico y no eso que he mencionado.

Hecho de menos a Mel Gibson en su papel en la película, PATRIOTA. A los chungos encerrados en la prisión que menciona Perez-Reverte en su libro "Un día de cólera" los cuales, ante la llegada de las fuerzas napoleónicas y después de ser liberados de los barrotes que los detenían, salieron por Madrid, mataron a unos cuantos franchutes y luego regresaron a la prisión porque aún no había pagado su pena. !Eso si fue un acto de patriotismo señoras y señores!

En fin, podría nombrarles un montón de cosas que también se imputan a un patriota y usted me diría que ya las hace: cantar el himno nacional, poner la bandera en la ventana, besar la foto del rey o la del alcalde de su pueblo, etc. Correcto. Es que el ANTI PI, como ya le he dicho, se fabrica, trabaja y vive en otro mundo ajeno al resto de los normales y por eso se reproduce allí. Es un sujeto diferente al resto de la sociedad que también pone la banderita, dice ser nacionalista y yo que sé, pero no procura el bien de su país y la sociedad que vive en él. 

Para que usted no caiga en sus poderosas manos, ya sabe qué tiene que hacer: altas dosis de PATRIOTISMO, no mezclarse con grupos contagiados y señalarlos cuando los vean para que otros sepamos quienes son. El resto del mundo se lo agradecerá ya que estará ayudando a que dicha especie, el PATRIOTA IBÉRICO, no desaparezca lenta y paulatinamente.